Follow
f t y i

Filadelfia es el lugar de nacimiento de nuestra nación, y también del movimiento laboral estadounidense

f t e +
Por personal de AFSCME

Filadelfia, donde se realizará la 45ª Convención Internacional de AFSCME, es el lugar de nacimiento de nuestro país, la ciudad donde se firmaron la Declaración de Independencia y la Constitución. Pero, ¿sabías que Filadelfia también es donde el sindicalismo echó raíces en Estados Unidos?

En 1794, un grupo de zapateros formó la primera unión del país, la Federal Society of Journeyman Cordwainers.

También es una ciudad con un poderoso y emotivo legado de AFSCME.

En 1938, empleados sanitarios de Filadelfia, liderados por un conductor de camiones de saneamiento llamado Bill McEntee, entraron en huelga para pedir mejores salarios y condiciones laborales. Ese año, se afiliaron con AFSCME, la unión que el hijo de McEntee, Gerald, eventualmente lideraría por más de tres décadas.

Hoy, el Concilio Distrital 33 de Filadelfia, el Concilio Distrital 47, la Unión Nacional de Empleados de Hospital y Cuidado de Salud Distrito 1199C, y el Concilio 13 siguen esa tradición orgullosa de agitación y activismo.

Filadelfia es una ciudad de lucha y agallas, manos encallecidas y corazones grandes. Es un escenario ideal para nuestra primera convención en persona en cuatro años.

Nuestra agenda esta semana será atrevida y amplia. Renovaremos nuestro compromiso con hacer crecer a nuestra unión a través de la organización interna y externa, y construiremos poder para las importantes elecciones federales de este año y para tener un mayor impacto en nuestros lugares de trabajo. Continuaremos nuestro trabajo de asegurar que nos guiamos por nuestros valores y resaltamos las historias personales de los miembros de AFSCME cuyo compromiso con el servicio público no tiene par, especialmente durante una pandemia.

Además, llegaremos preparados para aprender sobre nuevas herramientas, adquirir nuevas habilidades y perfeccionar nuestro activismo. Nos reuniremos, todos juntos, para compartir carcajadas con viejos amigos, hacer nuevos amigos, forjar nuevas alianzas y fortalecer los lazos de solidaridad.

Bienvenidos a casa, familia de AFSCME.

Actualizaciones de convenciones